jueves, 18 de noviembre de 2010

La narración electrónica

La narración electrónica no es más que una forma de narración en la que se emplean medios digitales, computadores, para efectuar la acción narrativa. Sencillo. Pero, ¿por qué íbamos a querer contar una historia por medio del computador? ¿puede aportar la narración electrónica algo distinto a lo que hace ya la literatura, la música, la pintura o el cine convencional?

Al introducir computadores en la acción narrativa aparece en escena un nuevo paradigma discursivo: la hipermedia (si es que empleamos recursos textuales, gráficos, de audio, etc. en la narración; o hipertexto si solo usamos soporte textual). Las hipermedias son una clase de obras no lineales en el que la información se organiza en estructuras de tipo "red"; estructuras de datos constituídas por nodos y enlaces. Los nodos serán las partes de la hipermedia que contienen información accesible para el usuario (un párrafo, una animación, un sonido o una interfaz, por ejemplo), y los enlaces serán las uniones o vínculos que se establecen entre nodos (estos enlaces pueden representarse de incontables formas; una palabra coloreada, una instrucción de línea de comandos, un botón, o un área sensible a los movimientos del ratón por ejemplo) y hacen posible la lectura secuencial o no secuencial por los nodos de la obra.

Diagrama de una estructura de red

Las obras hipermedia facilitan, gracias a emplear ese tipo de estructura en red, la aparición de tres características particulares en la narración digital:

  • Interactividad. Durante el desarrollo de una narración electrónica, lo habitual es que exista una comunicación más o menos continua entre receptor y máquina. De forma natural, el usuario deja de ser un receptor pasivo y la obra le convierte, al menos en parte, en responsable de la narración (se le permite escoger los diferentes caminos entre nodos de la red).
  • Ruptura de la linealidad narrativa. De forma natural el relato se vuelve discontinuo (a menos que los nodos de la red se recorran en un orden prefijado).
  • Multimedialidad. Los computadores no están limitados a trabajar sobre un único soporte, por lo tanto la narración electrónica tampoco. Aunque esto no significa, desde luego, que todas las obras creadas por computador deban ser multimedia.

Descrito a grandes rasgos y sin procurar ser demasiado exacto, en esto consiste la narración electrónica. ¿Puede aportar algo distinto a otros tipos de narración más convencionales? Si. Acabamos de ver que ayuda a incorporar características más difíciles de conseguir a través de una narración convencional. ¿Por qué íbamos a querer contar una historia por medio del computador? Bueno, aquí cada cuál sabrá... ¿por qué la íbamos a querer contar por medio de un libro?

martes, 16 de noviembre de 2010

Nacimiento de Interlecturas

Se pueden usar computadores para contar historias. No es solo que sirvan para leer libros digitalizados, escuchar música o ver películas, si no que pueden intervenir directamente en la propia narración de la historia. Los computadores han introducido un nuevo tipo de narrativa: la narrativa electrónica (o digital), y esto abre un amplísimo abanico de posibilidades tanto para autores como para receptores de historias por computador (discursos no lineales, empleo de multimedia, interactividad,...).

Sin ser el uso más popular que se le puede dar a un computador, la narrativa digital está ahí (es algo que vemos constantemente en los videojuegos, por ejemplo), y esta página nace como pequeño cuaderno de notas en el que apuntaremos algunas impresiones y pensamientos mientras exploramos (muy por encima) esta particular forma de narración. No hay ninguna meta que nos hayamos propuesto alcanzar. Ningún propósito especial más allá de usar los computadores para contar historias. Y que nos las cuenten.

Hasta pronto.

Licencia de Creative Commons
A menos que se indique lo contrario, los contenidos de este sitio están bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0.